Tips para tener una buena redacción y mejorar tu ortografía

Tener buena redacción y ortografía impecable es fundamental para cualquier profesional, sin importar el área en la que se especialice.

Y en el trabajo freelance estas dos cualidades toman aún más relevancia, pues la comunicación se da de forma escrita la mayor parte del tiempo.

Es elemental que, al momento de escribir, seas capaz de causar una buena impresión. Esto te ayudará a conseguir más trabajos e incluso a comunicarte mejor con tus clientes.

Por esta razón te daremos algunos tips para mejorar tanto tu redacción como tu ortografía. Esto te servirá no solo para tus trabajos en sí, sino también para comunicarte fluidamente con tus clientes e incluso deleitarlos en tus propuestas. ¡Comencemos!

Recomendaciones para hacer una redacción

5 tips para una buena redacción

Ya sabes qué debe tener una buena redacción. Ahora es momento de darte algunos consejos para componer un texto. Estos son 5 tips que puedes aplicar para mejorar tu redacción.

Analiza para quién escribes

Una de las dudas más frecuentes es: ¿cómo empezar una redacción? El primer paso de este proceso no consiste en escribir, sino en analizar para quién escribes.

Lo primero que debes hacer es preguntarte: ¿para quién o quiénes estoy escribiendo? Luego, debes identificar el estilo de redacción adecuado para los lectores.

De esta forma sabrás si puedes utilizar palabras técnicas o no en tu texto, si puedes omitir la explicación de algunos conceptos que los lectores ya conocen, si puedes usar frases más largas o no, etc. Así podrás crear un texto adaptado al público.

Por ejemplo, no es lo mismo redactar contenido para jóvenes entusiastas de la tecnología, que redactar para médicos especialistas. En cada caso se deben utilizar palabras diferentes, estilos de redacción diferentes, etc.

Ordena tus ideas

Una vez hayas identificado para quién escribes, es momento de comenzar a organizar las ideas para crear la estructura de tu redacción. Es decir, para establecer sobre qué hablarás en tu texto.

Como mencionamos anteriormente, es ideal que tu redacción contenga información suficiente para aclarar todas las dudas de los lectores.

Para lograr esto debes investigar sobre el tema que redactarás, leer información variada al respecto e identificar los aspectos más importantes. Básicamente debes ponerte en los zapatos de los lectores, pensar como ellos para entender qué dudas esperan resolver al buscar un texto como el tuyo.

Luego, haz un esquema con las ideas principales y secundarias. De igual forma, no olvides ordenar jerárquicamente los apartados y asegúrate que todo lo que escribas tenga cohesión.

No redactes como hablas

Uno de los errores más comunes al redactar es tratar de hacerlo de la misma forma como hablamos.

Hablar y escribir son dos formas de comunicación muy diferentes. Cada una tiene su propio estilo característico, sus normas, su estructura, etc. Al hablar solemos comunicarnos siguiendo un patrón de conversación, mismo que no encaja para nada en una redacción.

Mientras más cortas tus frases, mejor

La clave está en decir más usando menos palabras. Por lo que, antes de redactar una frase, ordena bien qué es lo que quieres expresar y luego busca la forma de explicarlo usando la menor cantidad de palabras posible.

Esto hará la lectura mucho más amena y facilitará la comprensión de las ideas. En promedio se estima que cada frase debe contener máximo 25 palabras.

Es decir, que cada 25 palabras redactadas debería haber un punto. No es algo que se deba cumplir en todas las frases de tu redacción, pero sí en la mayoría.

Y aquí también toman relevancia los conectivos; pues, para poder hacer frases cortas y aun así expresar una idea larga, debes utilizar conectivos que relacionen las frases entre sí y mantengan la ilación del texto.

Los signos de puntuación son indispensables

Los signos de puntuación son los que marcan el ritmo de lectura y facilitan la comprensión de las ideas. Por lo tanto, son imprescindibles en toda redacción, sin ellos sería casi imposible entender un texto.

Además, es importante que se usen en los lugares correctos, pues los signos de puntuación también son los encargados de darle sentido a las oraciones.

No es lo mismo decir: «No, tengan compasión», que decir: «No tengan compasión», por mencionar solo un ejemplo…

En la primera frase se está clamando compasión, mientras que la segunda se está ordenando que no se tenga compasión. Los sentidos de ambas oraciones son contrarios, y toda la diferencia la marca una coma (,).

5 tips para mejorar tu ortografía

1.    Lee mucho.

2.    Crea una lista con las palabras que te causan confusión.

3.    Cada vez que escuches una palabra de esas que conforman tu lista, trata de imaginarte escribiéndola.

4.    Cuando dudes sobre cómo se escribe una palabra, bien sea porque la oíste o porque debes escribirla y no sabes cómo, no dudes en consultarla en internet o en un diccionario.

5.    Apréndete las normas de acentuación, pues una de las faltas de ortografía más comunes es la omisión de tildes o su colocación errónea.

¡Ahora sabes cómo elaborar un texto!

¡Es momento de que comiences a poner en práctica estos tips! Comienza ahora mismo a redactar más y más textos para que ejercites todo lo que has aprendido hoy.

Si te apasiona la redacción y quieres dedicarte a esto como freelancer entonces podemos ayudarte. Crea ahora mismo tu cuenta como redactor(a) en Shalder y trabaja a distancia con empresas de toda Latinoamérica.


Autor:

Luis de Shalder

Publicado:

May 2, 2021