¿Qué es la ley de Pareto?

La ley de Pareto o regla 80/20 es una regla que afirma que, por lo general, cuando intentamos alcanzar un objetivo, aproximadamente el 80% de los resultados finales son producto del 20% de nuestros esfuerzos.

Mientras que el resto, es decir, el 20% de los resultados, proviene del 80% de nuestros esfuerzos.

Esto significa que la mayor parte de lo que hacemos no contribuye significativamente con nuestros objetivos, solo nos quita tiempo y energías.

Y que, sin lugar a dudas, si dedicáramos más tiempo a ese 20% de actividades que nos genera el 80% de resultados, mejoraríamos considerablemente nuestra productividad.

Parece algo un poco descabellado, ¿cierto? Pero te sorprendería saber lo exacta y útil que es esta ley. No en vano, es uno de los métodos más usados para mejorar la productividad, reducir esfuerzos y aprovechar el tiempo, tanto en el ámbito personal como el empresarial.

¿Quieres conocer el origen de esta regla y descubrir cómo puedes utilizarla para mejorar tu vida? ¡Entonces quédate con nosotros!

Ley de Pareto: 80% de las consecuencias son dadas por el 20% de las causas

Con estos ejemplos de la ley de Pareto es un poco más fácil entender en qué consiste, ¿cierto? Ahora bien, cabe acotar que esto de 80/20 es solo una aproximación. En la práctica, los porcentajes pueden variar un poco.

Es decir, puede ser un 75/25, 70/30, 85/15, etc. Lo importante es que la proporción desigual se mantiene. Siempre va a ser un porcentaje pequeño el que contribuya con la mayor parte de los resultados.

Origen y comprobación de la teoría de Pareto

Esta teoría fue descrita por primera vez en el ámbito político y económico. Pero, a lo largo del tiempo, se convirtió en un fenómeno estadístico aplicable a numerosos escenarios de la vida cotidiana.

Al principio, Vilfredo Pareto, el desarrollador de esta teoría, se basó en conocimientos empíricos para plantear la ley de 80/20. Es decir, simplemente como un observador notó que, por lo general, una pequeña parte de las acciones son las que aportan la mayor parte de los resultados.

Para comprobarla hizo un estudio estadístico y obtuvo el siguiente resultado:

Este estudio fue el inicio de todo. Luego de eso, muchos más investigadores realizaron más estudios y comprobaron que, tal y como se creía, en la mayor parte de los casos el 80% de las consecuencias están dadas solo por el 20% de las causas.

Por lo tanto, la ley de Pareto más que una teoría, es un curioso fenómeno estadístico que está demostrado.

Y que, como mencionamos al principio, puede ayudarnos a mejorar nuestra productividad.

¿Cómo puede ayudarte la regla 80/20 a mejorar tu productividad?

Lo que debes hacer para aprovechar esta ley es identificar cuál es ese 20% que tiene mayor contribución.

Posteriormente, debes convertirlo en el centro de tu estrategia para alcanzar un objetivo, cualquiera que sea este.

Aplicaciones de la ley de Pareto en tu día a día | Ejemplos prácticos

Ahora que sabes en qué consiste esta ley y cómo es que puede servirte para alcanzar tus objetivos, te daremos algunos ejemplos de escenarios reales en donde puedes aplicarla.

Ventas y negocios

La ley de Pareto te cae como anillo al dedo si estás a punto de iniciar un negocio. Esto se debe a que, para crear un negocio o empresa, debes trabajar bastante. Pero, a fin de cuentas, la ciencia de todo negocio son las ventas, los clientes

Entonces, ¿qué haces para atraer clientes? Probablemente realizas un gran número de acciones como hacer publicidad, utilizar las redes sociales, diseñar un sitio web para tu empresa, etc.

Todo eso puede ser útil. Pero, remitiéndonos a las pruebas, podemos afirmar que el 80% de tus clientes llegan a tu negocio gracias al 20% de lo que haces.

¿Cuál es tu trabajo? Descubrir qué actividades son ese 20% que te consiguen la mayoría de tus clientes. Tal vez es la publicidad en redes sociales, puede que sea la publicidad en Google o, por qué no, el sitio web de tu empresa. Son tantas estrategias, ¿cómo identificar cuál es la que da mejores resultados?

¿Cómo descubres cuál es tu 20%?

En la mayoría de los casos, tal y como en el inicio de esta ley, basta con el conocimiento empírico para saberlo, no es necesario ser un estadista experto.

Es decir, simplemente con la práctica, la experiencia y siendo bastante observador(a), serás capaz de descubrirlo.

Pero si eso no es suficiente, puedes hacer dos cosas:

  1. Realizar encuestas a tus clientes para preguntarles: “¿Dónde nos has conocido?” “¿Cómo llegaste a nuestro producto?”, etc.
  2. Aprovechar las estadísticas que ofrece el entorno digital, para ver de dónde provienen la mayoría de tus clientes.

Una vez hayas dado con esa o esas actividades que forman parte de tu 20%, podrás comenzar a darle prioridad y verás cómo, con menos esfuerzo, obtienes mejores resultados.

Crecimiento personal y profesional

Como habrás notado, sacarle provecho a este fenómeno estadístico no es tan complicado. De hecho, una de las ventajas del principio de Pareto es que siempre se mantiene igual, independientemente del escenario donde se aplique.

Por lo tanto, para ponerlo en práctica en tu crecimiento personal y profesional debes hacer lo mismo que ya hemos explicado. Hagamos un repaso:

  1. Identificar tu objetivo.
  2. Anotar y analizar todo lo que estás haciendo para lograr tu objetivo.
  3. Identificar cuál es ese 20%. O, en otras palabras, cuáles son las estrategias más efectivas.
  4. Centrar la mayor parte de tus esfuerzos en esas acciones que constituyen tu 20% que te da el 80% de resultados.

Ejemplos en crecimiento personal

Entonces, por ejemplo, si lo que quieres es crecer como persona, puedes aplicar la ley de Pareto es aspectos como:

Ejemplos en crecimiento profesional

Mismo principio. Primero fija tu objetivo, analiza qué estás haciendo para cumplirlo y luego ve por ese 20%.

Para crecer profesionalmente puedes aplicar la ley de Pareto en aspectos como:

¡Un posible 20% a la vista!

Hablando de crecimiento profesional y obtención de trabajos, puede que tengamos una gran opción para ti.

Shalder es una plataforma que conecta freelancers con empresas a lo largo y ancho de toda Latinoamérica. Creando tu perfil puedes ofrecer tus servicios como profesional en tu área de experticia.

Así, las empresas verán tu perfil, tus habilidades, tu experiencia y si les agrada lo que ven te pueden escribir para explicarte sus proyectos. Tú podrás contestarles y enviarles una propuesta de negocios. ¡Es así de sencillo!

¡Regístrate ahora en Shalder! Podría ser ese 20% de esfuerzo que te consiga el 80% de tus clientes


Autor:

Santiago de Shalder

Publicado:

August 10, 2021

Contenido relacionado