Leyes de la Gestalt con ejemplos

Las leyes de la Gestalt son un conjunto de leyes que se utilizan para entender cómo los seres humanos percibimos todo aquello que vemos. En total son 9 leyes:

Estas reglas, también conocidas como leyes de la percepción, tienen gran utilidad en todas las áreas que se relacionan con el diseño. Por ejemplo, el diseño gráfico, diseño de interiores, diseño web, diseño industrial, etc.

Así que si te dedicas a una de estas áreas, quédate, porque conocer y entender las leyes de Gestalt será de gran ayuda para ti.

Origen de las leyes de Gestalt: De la psicología al diseño

Estas derivan de una corriente psicológica nacida en Alemania, conocida como la psicología de la Gestalt, lo que se traduce al español como «psicología de la forma» o «psicología de la figura».

Esta corriente psicológica buscaba comprender cómo la mente humana procesa y configura la información recibida a través de los 5 sentidos.

La psicología de la Gestalt llegó a la conclusión de que lo que nuestra mente percibe de nuestro entorno no es simplemente la suma de todo lo que vemos…

Sino que internamente, en nuestro cerebro, ocurren procesos que nos ayudan a construir una imagen unificada a partir de todo lo que nuestros ojos ven y eso es lo que conocemos como percepción. Así es como nace la popular frase «el todo es más que la suma de sus partes».

Además, la psicología de la Gestalt descubrió que nuestra mente no siempre percibe la realidad tal y como es, sino que puede ser engañada. Es decir, nuestra percepción de la realidad puede ser alterada, utilizando los estímulos adecuados.

Por esto es que existen las famosas «ilusiones ópticas», que no son más que representaciones visuales diseñadas para engañar a nuestros cerebros y que estos tengan una percepción diferente a la realidad.

Lo que hace que, por ejemplo, veas moverse una imagen compuesta por figuras inmóviles o veas color en imágenes en blanco y negro.

Estudios y desarrollo de las leyes de Gestalt

Desde 1910 los principales exponentes de esta corriente psicológica comenzaron a realizar estudios para comprender mejor cómo nuestros cerebros procesaban la información que recibían a través de los ojos.

De esta forma es como crean las famosas leyes de Gestalt, luego de que numerosas pruebas arrojaran ciertos patrones que siguen nuestras mentes al analizar e interpretar imágenes.

¡Conoce las 9 leyes de Gestalt!

A continuación te explicaremos en qué consiste cada ley, cuáles son sus principios y te daremos ejemplos para que sea mucho más sencillo comprenderlas.

Ley de figura y fondo

Esta ley consiste en que el ojo humano tiende a enfocarse en un único objeto y aislarlo de todo lo que lo rodea.

En otras palabras, cuando tenemos una imagen frente a nosotros, hay algún punto de esa imagen en la que nuestro ojo se enfoca y es allí donde se centra nuestra conciencia. Todo lo que rodea a ese punto pasa a segundo plano y prácticamente lo ignoramos, aunque esté allí.

Esta ley establece que no podemos percibir un mismo objeto como figura y fondo a la vez. Simplemente o lo percibimos como figura, o lo percibimos como fondo.

Ejemplos de la ley de figura y fondo

Ley de figura de fondo Geltsat

Un gran ejemplo para comprender esta ley es la imagen anterior. Si tu mente se enfoca en la parte negra de la imagen y deja lo blanco de fondo podrás ver una copa.

Pero, si te enfocas en la parte blanca y dejas lo negro de fondo, verás dos rostros de perfil frente a frente.

Ahora bien, en la imagen anterior es fácil diferenciar entre figura y fondo, gracias al contraste de las formas y que cada una es de un color totalmente opuesto.

Pero, ¿qué pasa cuando en una imagen no hay tanto contraste? Pues nuestra mente separa figura de fondo utilizando la conciencia.

Aquello que estemos viendo y estemos concentrados en ello será la figura, todo lo demás que lo rodea y que parece estar en el inconsciente (aunque en realidad se va al subconsciente) es el fondo.

Por ejemplo, ahora mismo que estás leyendo este artículo tus ojos están centrados en la pantalla de tu PC o teléfono.

Mientras tanto, están ignorando todo lo que está alrededor y por detrás de la pantalla. En este caso, la pantalla es la figura y lo demás es el fondo.

Pero, si por el contrario miras lo que está detrás de tu pantalla, eso pasa a ser la figura. Y, como tu mente está ignorando el teléfono o la PC a pesar de que están en frente de tus ojos, estos pasan a ser el fondo

Ley de cierre

Nuestra mente tiende a completar imágenes que están incompletas o son discontinuas.

Es decir, si observamos una figura a la que le falten partes, nuestro cerebro se encargará de agregar automáticamente la información faltante para completar o «cerrar» la figura.

Esta ley se cumple gracias a nuestra memoria visual. Pues lo que hace el cerebro es completar la imagen utilizando recuerdos de otras imágenes similares o idénticas que hemos visto en el pasado.

Ejemplo de la ley de cierre

Logo UEFA Champions League ley de cierre

En la imagen anterior podemos observar el logo oficial de la UEFA Champions League.

Seguramente tú, al igual que la mayoría, ves un balón de fútbol perfectamente redondo, incluso con un aspecto tridimensional.

Sin embargo, la realidad es que este logo está compuesto únicamente por 8 estrellas.

La circunferencia del supuesto balón no está allí, tu cerebro es el encargado de agregarla para darle la forma de esfera.

Ley de proximidad

La ley de proximidad consiste en que, cuando colocamos varios elementos juntos, nuestra mente los agrupa e interpreta como un todo.

Cabe destacar que, para que esta ley se cumpla, todas las figuras deben compartir por lo menos una de las siguientes características: Forma, color, tamaño o textura.

Ejemplo de la ley de proximidad

Ejemplo ley de proximidad

En la imagen anterior, por la disposición de las botellas una junto a la otra, nuestro cerebro forma una unidad a partir de todos los elementos. Como resultado, en vez de ver muchas botellas independientes, vemos una sonrisa.

Ley de dirección común

Implica que asociamos varios objetos cuando están orientados en la misma dirección, de tal forma que los percibimos como un todo y no de forma independiente.

Cabe destacar que, para que se cumpla, además de tener la misma dirección deben estar relativamente cerca. Por lo que también se mezcla un poco con la ley de proximidad.

Ejemplo de la ley de dirección común

Ley de dirección común

La imagen anterior es de una bandada de pájaros, volando todos en una misma dirección.

La mayoría de nosotros no percibe cada pájaro de forma individual, sino que, al estar cerca y todos hacia la misma dirección, convertimos a todos los pájaros en una única figura.

Ley de continuidad

Esta regla se fundamenta en que el ojo prefiere realizar movimientos simples. Por lo tanto, siempre sigue el trayecto visual más sencillo. Por ejemplo, una línea recta o una línea curva.

Ejemplo de la ley de la continuidad

Ley de la continuidad

¿Qué ves en la imagen anterior? Si eres como la mayoría, has visto dos líneas formadas por puntos, una es curva y la otra es recta y horizontal.

Si tratas de seguir el recorrido de cada línea con tu vista, te darás cuenta de que lo puedes hacer sin problema alguno.

Pero, justo en la mitad de cada línea los puntos cambian de color, de rojo a gris. ¿Por qué no seguimos la continuidad del color? ¡Sencillo! Porque es un trayecto visual más complicado, poco común e incluso poco coherente.

Para nuestra mente, es más fácil seguir un recorrido recto o curvo. Por lo tanto, aunque debería agrupar los puntos rojos y los grises de forma separada, esto le resulta muy poco coherente por la extraña trayectoria que hacen.

Así que prefiere seguir el recorrido recto y curvo de cada línea a pesar de que hay una disrupción del color a la mitad de cada uno de estos.

Ley de semejanza

Cuando varios objetos están cerca y además son similares, los agrupamos e interpretamos como una entidad.

Cuando hablamos de similitud, nos referimos a que deben compartir características comunes como: Figura, color, textura y/o tamaño.

Una sola figura con características diferentes podría significar romper el patrón y resaltar dicha figura sobre las demás.

Ejemplo de la ley de semejanza

Ley de la semejanza

La imagen anterior es claramente la estatua de la libertad, ¿cierto? Pues, si te fijas detalladamente, está compuesta por varios triángulos con tamaño y color similar.

En teoría, cada triángulo es un objeto independiente y aislado. Pero, como estas figuras son similares, tu cerebro las agrupa y es capaz de interpretarlas como un objeto único, en este caso como la estatua de la libertad.

Ley de simplicidad

Esta ley consiste en que nuestra mente prioriza los elementos y figuras simples.

Es por esto que, en una imagen repleta de objetos, siempre resaltará el más simple.

De igual forma, mientras más sencilla sea una imagen, más fácil es interpretarla y configurarla para nuestra mente, por lo que le resultará más amena.

Ejemplo de la ley de simplicidad

Ley de la simplicidad

¿Qué es lo primero que ves en la imagen anterior? La mayoría ve la piscina en forma de botella.

Y esto es así porque es una forma simple, que destaca entre todo lo que lo rodea, que es más complejo de analizar para nuestra mente.

Ley de la simetría

La simetría a nuestra mente le resulta fascinante. Cuando dos imágenes son simétricas nuestro cerebro puede interpretarlas de dos formas:

Ejemplo de la ley de la simetría

Si observas la imagen de arriba, podrás ver que hay simetría entre cada risco o abismo. Por lo tanto, tu mente los ve iguales a ambos.

Por otro lado, si te alejas un poco de la imagen, tu cerebro dejará de ver a cada risco como una pieza independiente. En su lugar, los unirá en una misma pieza, formada por una copa con un fondo negro.

Ley de pregnancia

La ley de pregnancia está íntimamente relacionada con la ley de simplicidad. Consiste en que, por naturaleza, nuestra mente trata de darle la forma más simple a todo lo que estamos viendo.

Por eso, cuando observa una figura compleja o confusa, busca la manera de darle buena forma. Con buena forma nos referimos a una forma o figura sencilla, fácil de interpretar y, si es posible, que sea conocida.

Incluso, en algunos casos, para poder darle la forma, el cerebro desglosa o desensambla una imagen para analizar cada parte por separado y luego ensamblarlas.

Ejemplo de la ley de pregnancia

Ley de la pregnacia

La imagen de la izquierda puede parecer un poco confusa y sin forma específica, debido a que sus piezas no están bien definidas, están incompletas y tienen el mismo color lo que dificulta ver sus límites.

Sin embargo, el cerebro busca cómo darle forma. Y la mejor forma de hacerlo es buscando figuras simples y familiares.

Es por esto que desensambla la imagen, analiza las partes, completa los fragmentos que les faltan y rápidamente llega a la conclusión de que lo que estás viendo es un cuadrado, un círculo y un triángulo.

Aplicación de estas leyes en el diseño

Para crear un diseño funcional es necesario tener en cuenta no solo los elementos que se usarán, sino cómo lo percibirán las personas cuando esté finalizado.

Y la mejor forma de anticipar cómo será percibido un diseño es utilizando las leyes de Gestalt.

Esta serie de reglas o principios nos deja como enseñanza, algunos preceptos como los siguientes:

¡Cuéntanos! ¿Conocías las leyes de Gestalt? ¿Qué otra enseñanza crees que nos dejan estas leyes?

Autor:

Luis de Shalder

Publicado:

August 6, 2021

Contenido relacionado