¿Cómo empezar y crear una empresa?

¡Suscríbete al newsletter y sé de los primeros en leer nuestros posts!

¿Quieres crear tu propia empresa? ¡Felicidades! Eres uno de los pocos que está dispuesto(a) a atreverse para conseguir su independencia financiera y dedicarse a lo que realmente le gusta.

Sabemos que cuando se crea un negocio desde cero lo más difícil es dar el primer paso. Son muchas las dudas que hay en tu mente, por lo que es difícil saber por dónde empezar.

Por esta razón, te daremos algunos tips o consejos que te servirán para montar un negocio. ¡No te los pierdas!

¿Cómo emprender un negocio?

Emprender es una travesía que implica diferentes pasos a seguir según la etapa en la que estés. Pero hoy nos centraremos en hablar únicamente de aquellos pasos para iniciar, es decir, para echar a andar un proyecto.

Por experiencia propia, los pasos a seguir para comenzar un negocio desde cero son los siguientes:

Establecer la idea de negocio

Comencemos con el primer paso, el cual también es el más importante. La base de todo negocio exitoso es la idea que hay detrás de este.

Muchas veces nos enfocamos demasiado en que un negocio está basado únicamente en dinero, capital, inversión, etc. Y nos olvidamos que el dinero está en donde están las buenas ideas.

Una buena idea puede atraer inversiones, por lo que antes de preocuparte por el capital, preocúpate por idear algo que valga la pena.

¿Cómo crear la idea de negocios?

No hay una fórmula exacta para determinar de qué irá tu empresa o negocio, pero sí te podría ayudar darle respuesta a estas tres preguntas:

Si descubres qué es lo que realmente te apasiona, entonces debes abrir un negocio afín con eso. ¿Por qué? La razón es sencilla: solo le dedicarás tiempo, sacrificio y determinación a aquello que te guste hacer.

Dentro de esa área, debes identificar qué puedes hacer y ofrecer a las personas que tenga un toque distintivo, que resalte, que sea novedoso y/o llamativo.

No es necesario que incursiones en un mercado emergente para que tengas éxito. Puedes hacerle competencia a empresas que ya existen, pero debe haber algo que te convierta en la mejor opción. Incluso, puedes tener una idea para revolucionar una industria ya existente.

Por último, tu negocio debe estar enfocado en resolver una necesidad. Lógicamente el objetivo de lanzar un producto o servicio es que este venda mucho y la única forma de lograrlo es ofreciendo algo que sea realmente útil, que sirva para resolver una necesidad, solventar un problema o cumplir un deseo colectivo.

Determinar la viabilidad de la idea

Una vez tengas tu idea de negocio, sea fresca, original, te apasione y determines para qué puede serle útil a las personas, entonces es momento de analizar qué tan viable es como negocio.

Para hacerlo puedes usar todas las herramientas que tengas a tu disposición, puedes crear una versión beta, aprovechar las redes sociales para hacer encuestas, además de todas las labores relacionadas con un estudio de mercado.

Al final, el objetivo será determinar si existe un mercado para lo que ofreces. Es decir, si tu producto está hecho para una masa de personas o tiene muy pocos clientes potenciales.

Pero no solo esto, sino también tendrás que comprobar si el mercado tiene buena proyección a futuro, si podrás vender a lo largo del tiempo y mantenerte, o al principio venderás pero luego el mercado decaerá.

Debes estudiar si quien te compra lo hará solo una vez o será un producto de venta recurrente, si existe manera de ofrecerlo por una suscripción o es de pago único, cuál es el precio máximo y mínimo que estarían dispuestos a pagar los usuarios por lo que ofreces, etc.

Analizar tus costos

Una vez realizado el paso anterior, para poder determinar la viabilidad de un negocio hay que estudiar los costos. Es decir, hay que analizar cuánto te costará elaborar tu producto o servicio, empaquetarlo, promocionarlo, distribuirlo, etc.

Además, dentro de los costos debes añadir el costo de adquisición de clientes. Es decir, cuánto te cuesta llegar a una persona, bien sea por publicidad online, con marketing de atracción, etc., y convertirla en un cliente de tu empresa.

Al final, teniendo en cuenta tus costos deberás fijarle un precio a lo que vendes, tratando de que el margen de ganancias sea adecuado.

Y, luego de esto, deberás preguntarte ¿están dispuestos los usuarios a pagar esto por mi producto? ¿El precio está cerca del que ofrecen productos similares en el mercado?

Si crees que el precio está bien, que el margen de ganancia es suficiente y que el precio puede hacerle competencia al de los demás productos del mercado, entonces puedes seguir adelante con tu negocio.

Buscar capital externo

Sí, lo sabemos, el capital es uno de los mayores limitantes cuando se habla de emprender un negocio. ¿La buena noticia? Cuando un negocio está bien planificado, la idea detrás de él es auténtica y el emprendedor tiene convicción, conseguir capital no es una tarea tan complicada.

¡Eso sí! Debes estar consciente de que es inevitable ceder un porcentaje de acciones. Pero allí es donde debes sacar tus dotes de negociante, para tratar de conseguir la mayor cantidad de capital sin entregar tanta participación en tu negocio.

Desarrollar el producto o servicio

Tienes la idea, sabes que es viable y has conseguido el capital suficiente para poner todo en marcha. Así que ha llegado el momento de comenzar a fabricar, elaborar o desarrollar lo que sea que vas vender.

La ventaja de que otras personas tengan participación en la empresa es que hay otros puntos de vista, que te pueden ayudar a mejorar tu idea de negocio o, incluso, a mejorar el producto final.

Aprovechar internet al máximo

Si algo tiene de positivo el internet, es que es uno de los canales de exposición más grandes del mundo y promocionarse allí es relativamente económico. Este es un tema que tratamos en nuestro artículo «Importancia de tener una página web para una empresa o marca».

Así que, si tu empresa quiere tener éxito, es fundamental que esté en internet. Crea una estrategia de marketing digital, aprovecha las redes sociales, la web y cualquier otra herramienta digital para hacer crecer tu negocio.

Delegar o sub-contratar talento

Otro aspecto fundamental para que una empresa tenga éxito es nutrirla con talento humano.

A estas alturas, con lo que ha avanzado tu negocio, es momento de que empieces a delegar responsabilidades, contratando expertos en diversas áreas.

De hecho, para poder seguir el paso anterior y aprovechar internet al máximo, es imprescindible que contrates a otras personas expertas en el área.

Sé que te gustaría poder hacerlo todo por ti mismo, pero es mucho trabajo. Y, para que puedas dedicarte a lo tuyo, que es liderar el proyecto, debes contratar a personas que se encarguen de las demás tareas.

Por ejemplo, alguien que diseñe la estrategia digital para tu negocio, una persona que administre las redes, otra u otras que diseñen el sitio web, un diseñador que elabore la parte visual de tu negocio, etc.

¡En Shalder puedes encontrar talento humano para nutrir tu empresa!

Una de las mejores opciones para las empresas emergentes es trabajar con freelancers. ¿Por qué? Es sencillo, reducen los costos, permite trabajar a distancia y armar un equipo de profesionales sin necesidad de tener un espacio físico (oficina).

En Shalder podrás encontrar expertos freelancers en diferentes áreas, que te podrán ayudar a edificar tu negocio y explotar su potencial al máximo. ¡Abre tu perfil ahora mismo y comienza a buscar profesionales para armar tu equipo de trabajo! 


Autor:

Sebastián de Shalder

Publicado:

April 23, 2021

Contenido relacionado